• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

15 de marzo de 2017

TESTIMONIO DE NUESTRO MISIONERO JULIAN MARTÍN PANIAGUA CON MOTIVO DEL DÍA DEL MISIONERO EXTREMEÑO



Queridos amigos todos.

Ya hace más de un año que estoy en estas tierras de Brasil. Y cada día considero a Brasil el “gran desconocido”. ¿Quién diría que caso un millón de kilómetros cuadrados de Brasil, es decir Francia y España juntos, es casi un desierto? Bueno pues yo me encuentro en ese lugar.

Ya he comenzado la andadura en esta parroquia de “Nossa Senhora das Graças”, en Itaetê, de la diócesis de Ruy Barbosa y perteneciente al Estado de Bahía. Si ahora tuviera que deciros algo es el gran problema que tenemos: ¡¡Sequía extrema!!


 Ya en muchas casas el agua de lluvia que es la que se emplea para beber está escaseando, que los animales están muriendo por falta de alimentos y agua, que hay grandes explotaciones de las grandes multinacionales que no les falta agua, pues les llega desde donde sea, que la población comienza a pasar necesidad por la falta de recursos para comprar alimentos básicos que han subido una barbaridad.


 Un ejemplo, el “feilhao”, es decir las alubias nuestras que es la base de alimentación del Nordeste brasileño, cuando llegué hace un año costaba 4 reales el kilo, poco más de un euro; y ahora está a 16 reales el kilo, casi cinco euros. Salvo el arroz la subida de los alimentos en pocos meses ha sido de locura.

Bueno compartir con vosotros además que esta parroquia, aunque para nosotros sería un arciprestazgo, tiene casi 2.000 Km cuadrados. La distancia de norte a sur de la parroquia son 50 Km, de este a oeste 80 km. Con 29 comunidades católicas y otras dos poblaciones que todavía no se ha formado la comunidad católica. Es verdad, que las iglesias hermanas evangélicas prosperan, posiblemente porque están ayudadas por muchos políticos que pertenecen a ellas y porque son menos molestas que la Iglesia Católica que todavía en Brasil tiene una opción por los pobres y un carácter profético todavía.


Y yo empezando, pues tomé posesión de la parroquia el pasado 12 de Febrero, aunque ya vivía con el anterior párroco desde Mayo. Y comenzando con una nueva lengua, una nuevo lenguaje, una nueva cultura y una nueva historia. Pero no olvido la tarea tan bonita que estamos haciendo las Delegaciones de Misiones de Extremadura. Ánimo y adelante. Desde aquí agradecemos mucho vuestra tarea, vuestra oración, vuestro compartir, … A los que hemos decidido estar un poco lejos, nos viene muy bien todo lo que hacéis.


Desde estas tierras del nordeste de Brasil, con un bioma llamado Caatinga y una cultura Sertaneja (es decir de desierto) Os envío un fuerte abrazo a todos. Yo cuando me levante el sábado ya estaréis vosotros en pleno encuentro, y después cuando llegue a la capital de la diócesis que tenemos encuentro de catequistas y de la zona 1 a la que pertenezco, ya estaréis de vuelta a vuestras casas. Pero que sepáis que desde ya os recuerdo y me uno a vuestras oraciones.

Un fuerte abrazo a todos, en especial a los equipos diocesanos de misiones, a los tres delegados actuales y a los anteriores con los que guardo un grato recuerdo y un trabajo unidos. Que sepáis que es de las pocas cosas unidas que se celebran en nuestra provincia eclesiástica. Menos mal que los misioneros siempre abrís puertas o no dejáis que se cierren como este trabajo común de toda Extremadura.

Un saludo y mis oraciones por vosotros como respuesta a las oraciones vuestras por nosotros, los misioneros “alem de fronteras” de nuestra tierra Extremeña.

Julián Martín Paniagua

“Paroquia Nossa Senhora das Graças”. Itaetê-Bahia. Diocese de Ruy Barbosa.