• "Se valiente, la misión te espera"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2017
  • Presentación Domund 2017


    "El valor de ser misioneros" Anastasio Gil, Director de OMP España
  • Mensaje del Papa para el Domund 2017


    "La Misión en el corazón de la fe cristiana"
  • Reflexión Pastoral Domund 2017


    "Cuestión de valentía", Javier Carlos Gómez Director Diocesano de OMP Valladolid
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que, de un modo especial, la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¿Qué son los territorios de misión


    Conoce a fondo las misiones con el mapa en que se muestra dónde están los misioneros y la ayuda enviada por OMP España

20 de septiembre de 2017

"Me he sentido extraordinariamente feliz de ser sacerdote"

 OMPRESS-ARGENTINA (19-09-17)



El pasado viernes, 15 de septiembre, fallecía en Buenos Aires el padre Antonio González Recuero. Según ha informado su congregación, Hijos de la Sagrada Familia, el padre Antonio González falleció en el Hospital Británico de Buenos Aires, tras padecer una larga enfermedad.

El sacerdote Antonio González, de 73 años, era natural de Serradilla, provincia de Cáceres y diócesis de Plasencia, ingresó en la congregación Hijos de la Sagrada Familia a los 12, y llevaba 56 años de profesión religiosa y 47 de sacerdocio, de los cuales 30 fueron en Argentina.

La misa de exequias se celebró en la parroquia Jesús de Nazareth, del barrio porteño de Nueva Pompeya, presidida por el obispo de Avellaneda-Lanús, Mons. Rubén Oscar Frassia y concelebrada por una decena de sacerdotes. Entre ellos se encontraba el padre Lluís Picazo, superior general de la congregación Hijos de la Sagrada Familia, venido desde Barcelona, donde reside, y que fue quien pronunció la homilía. Describió al sacerdote como “religioso, humilde y fiel”, que en el lecho de su dolor esperaba pacientemente la llegada del Señor.

En su testamento espiritual, el padre Antonio manifestaba: “Me he sentido extraordinariamente feliz de ser sacerdote y quisiera transmitir esta alegría profunda a los jóvenes de hoy, como mi mejor testamento y herencia. El Señor fue bueno conmigo. Que las almas que hayan recibido la presencia de Jesús por mi ministerio sacerdotal, recen por mi eterno descanso. Pido perdón, con toda mi alma, por el bien que he dejado de hacer como sacerdote. Soy plenamente consciente de que ha habido muchos pecados de omisión en mi sacerdocio, por no haber sido yo generosamente lo que debiera frente al Señor. Quizás ahora, al morir, empiece a ser verdaderamente útil: ‘Si el grano de trigo… cae en tierra y muere, entonces produce mucho fruto’. Mi vida sacerdotal estuvo siempre marcada por un amor una presencia: Jesús, buen pastor, junto a María y José en Nazaret”.


En este testamento espiritual el padre Antonio agradece al Señor “que mi ministerio se haya desarrollado casi siempre de un modo privilegiado, al servicio de la educación y de la familia”. Agradece al Señor “el privilegio de su cruz. Me siento felicísimo de haber sufrido. Sólo me duele no haber sufrido bien y no haber saboreado siempre en silencio mi cruz”. Agradece al Señor “que me haya hecho comprender el misterio escondido en Nazaret, guiado por la espiritualidad de San José Manyanet y el testimonio de los beatos mártires por la familia, Jaime Puig y compañeros”. Y finaliza con estas palabras: “Quiero morir tranquilo y sereno: perdonado por la misericordia del Padre, la bondad maternal de la Iglesia y el cariño y comprensión de mis hermanos”.


Desde la Delegación de Misiones de Plasencia nos unimos en oración a su familia, su pueblo natal Serradilla, la Congregación de Hijos de la Sagrada Familia y a toda la Comunidad de  Argentina donde ejerció su vocación los últimos 30 años de su vida.

5 de septiembre de 2017

#VeranoMisión. JESÚS Y ANA EN PERÚ, UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Jesús García González y Ana Sánchez Vicente,  miembros de Pastoral Juvenil de Plasencia, comparten con nosotros su experiencia misionera vivida este verano en Perú, en la Región Madre de Dios situada en plena selva del Perú, en una casa de acogida para niños que viven diferentes situaciones de vulnerabilidad.




 Este mes hemos vivido una experiencia que ha marcado nuestras vidas.
Montados en el avión resonaba aún en nuestras cabezas las palabras de nuestros familiares y amigos que nos animaban y a la vez se preocupaban por cómo nos iría allí. A eso se sumaban los nervios, los meses de espera, vacunas...etc y una pregunta que no podíamos parar de hacernos ¿estoy preparado para ayudar? ¿Qué puedo ofrecer yo a los demás? ¿Cómo puedo servirles? Íbamos a Puerto Maldonado, una ciudad en la selva del Perú, situada al sureste del país y haciendo frontera con Brasil y Bolivia. Sin duda una visión muy distinta a la que estamos acostumbrados. Calor, humedad, arroz en todas sus formas y de todas las maneras posibles, plátano frito, aguaje, copoazú, papaya, motocarros, calles sin asfaltar, “cuartos”, distintas miradas, otro color de piel, palabras diferentes, otra moneda...Mucha novedad en muy poco tiempo. Comenzaba nuestra experiencia.
Cuando nos dimos cuenta ya estábamos en esa casa, y Teresa, la misionera encargada de la casa ya estaba esperándonos. Los primeros días nos sentíamos extraños, no sabíamos si estábamos allí, sentíamos una sensación de inseguridad de no saber si estábamos haciendo de forma correcta las cosas. Muchas dudas, muchos pensamientos rondaban todo el día por nuestras mentes, sobre todo al descubrir las situaciones tan duras por las que aquellos niños y niñas habían visto y vivido siendo tan pequeños. Pronto esos pensamientos se fueron diluyendo, el ponernos en manos del Señor, la oración, nos ayudó pronto a darnos cuenta de que nuestra labor no era la de hacer grandes proyectos, tampoco la de ser superhéroes o solucionar la vida de nadie, simplemente nos quería allí para ESTAR con ellos, con los niños.
Con el paso de los días íbamos conociendo las distintas realidades que sufrían estos niños por parte de sus propias familias desde pequeños... testimonios desgarradores, que nos hacía quedarnos perplejos ante tanta crueldad y maldad. Pero sin duda era mucho más emotivo y gratificante ver sus muestras de cariño, sus sonrisas, incluso sus enfados y peleas entre ellos mismos, estaban siendo NIÑOS, seguramente, por primera vez en sus vidas. Así iban pasando los días, jugábamos, salíamos al parque, les ayudábamos en lo académico, rezábamos.... Además de trabajar cosas sencillas como lavarse los dientes, comer todos juntos o incluso descubrir que lavar la ropa todos juntos puede ser muy divertido. Nos estábamos convirtiendo en una gran familia.
Si ha habido algo que sin duda nos ha marcado todo nuestros días de misión en Puerto Maldonado ha sido las familias.  Cuando te encuentras delante de una niña de 7 años que es responsable de sus tres hermanos pequeños los cuales han sufrido durísimas situaciones, porque sus padres literalmente se han desentendido de ellos nos hizo plantearte si agradecemos suficiente a nuestra familia todo lo que se preocupan por nosotros y todo el amor que nos muestran. replanteas si realmente algunos de nuestros “problemas de aquí” tienen la importancia que les damos ya que su realidad familiar es muy diferente de la nuestra. Quizás tenemos más suerte de la que pensamos, no nos damos cuenta y no lo agradecemos.  Es entonces cuando comienzas a valorar desde ducharte con agua caliente hasta  el cariño y respeto con el que te ha tratado tu familia durante toda tu vida.
Es por eso que desde el primer día hemos intentado ser uno más y hacernos partícipes viviendo como una gran familia.
En definitiva, ha sido un tiempo de conocer un poco la realidad de otros lugares y las desigualdades que podemos encontrarnos en él. Un tiempo para conocernos a nosotros mismos, salir de la rutina y sumergirnos en otra realidad completamente distinta a la que vives a diario. Todo esto, para que cuando volvamos a nuestra realidad, veamos de que manera poder aportar algo a las personas que están a nuestro lado para mejorar nuestro mundo.
Por último dar Gracias a Dios por haber vivido esta experiencia en todo momento junto a ÉL, teniéndolo presente, sintiendo su ayuda en los momentos más difíciles y agradeciéndole tanto bueno como nos ha dado durante todos los días de nuestra vivencia en Puerto Maldonado.

                                                                                                                        Jesús y Ana




PARROQUIAS AL SERVICIO DE LA MISIÓN

En  la intención de oración para septiembre el Papa pide que las parroquias se abran a la misión animadas por un espíritu misionero



"Por nuestras parroquias, para que, animadas por un espíritu misionero, sean lugares de transmisión de la fe y testimonio de la caridad", es la intención de oración del Papa Franciscopara este mes.

Precisamente en el Mensaje para el DOMUND de este año, que se celebrará el próximo 22 de octubre, el Papa hacía referencia a las Obras Misionales Pontificias como un medio privilegiado para fomentar este espíritu misionero:

“Las Obras Misionales Pontificias son un instrumento precioso para suscitar en cada comunidad cristiana el deseo de salir de sus propias fronteras y sus seguridades, y remar mar adentro para anunciar el Evangelio a todos. A través de una profunda espiritualidad misionera, que hay que vivir a diario, de un compromiso constante de formación y animación misionera, muchachos, jóvenes, adultos, familias, sacerdotes, religiosos y obispos se involucran para que crezca en cada uno un corazón misionero. La Jornada Mundial de las Misiones, promovida por la Obra de la Propagación de la Fe, es una ocasión favorable para que el corazón misionero de las comunidades cristianas participe, a través de la oración, del testimonio de vida y de la comunión de bienes, en la respuesta a las graves y vastas necesidades de la evangelización”.
   
                                                                                                                    Fuente:  OMP España

13 de junio de 2017

SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA 2017

Del 3 al 6 de julio de 2017 se celebrará en Burgos la 70 Semana Española de Misionología bajo el lema: "La Familia y la Misión"




La Semana de Misionología 2017 tiene como tema central "La familia y la Misión"


Conferencia inaugural:
“Amoris Laetitia y misión” a cargo de Mons. Mario Iceta, obispo de Bilbao, para descubrir la dimensión misionera de la familia que subyace en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia.

Ponencias:
“La Iglesia se hace misión en la familia” a cargo del profesor Eloy Bueno de la Facultad de Teología del Norte–Burgos, y “El fundamento teológico de la familia que vive la misión” a cargo de la profesora María Jesús Hernando de la Universidad San Dámaso de Madrid, tratarán de situar la familia en la actividad misionera de la Iglesia y fundamentar teológicamente a la familia como sujeto y agente de evangelización.
“La familia misionera en la sociedad actual” a cargo de la profesora Salomé Adroher Biosca de la Universidad de Comillas, Madrid que pretende describir los principales retos y desafíos que la sociedad actual plantea a la familia cristiana para promover una acción misionera en ella.
“Valores familiares para sociedades líquidas” a cargo del profesor Agustín Domingo Moratalla de la Universidad de Valencia y UIMP, mostrará como la institución familiar es uno de los mejores vehículos para trasmitir valores públicos, entre ellos, la fe.

Conferencia claurusa:
La conferencia de clausura "La familia, bien necesario para la sociedad" a cargo de Pilar Gonzálvez Vicente, Directora General de Servicios para la Familia y la infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios sociales y igualdad.

Mesas redondas:
Además de las ponencias, a lo largo de la 70 Semana de Misionología tendrán lugar diferentesmesas redondas "Experiencias de familias en la Misión"; "Misión en contextos familiares diversos" y "Familia en Misión "aquí y ahora" en las que se dialogará en profundidad sobre el tema principal de la edición de este año "La familia y la Misión" con la experiencia de tres matrimonios misioneros en misiones; abordando el tema de la propuesta de acogida y de misión en contextos familiares diversos; y presentar la actividad misionera “ad intra” con familias agentes de evangelización en su vida cotidiana.


Recursos: 
            Descargar programa
            Descargar ficha de inscripción y enviarla a Delegación de Misiones de Burgos
            

Las inscripciones para Semana de Misionología se pueden hacer en:
Delegación Diocesana de Misiones de Burgos
Descargar ficha de inscripción y enviarla a Delegación de Misiones de Burgos
Eduardo Mtnez. del Campo, 16, 1º-I
09003 Burgos
Tfno. (947) 20 10 04
Fax. (947) 20 51 79
burgos@omp.es
http://misionesdeburgos.blogspot.com

5 de junio de 2017

El Papa convocará un "MES MISIONERO" en 2019

El Cardenal Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, comunicó la convocatoria de un “Mes misionero” para octubre de 2019, con motivo de la celebración del centenario de la Carta Apostólica Maximun Illud de Benedicto XV. El se hizo durante la Asamblea Anual de OMP que tiene lugar estos días en Roma y a la que asisten directores de OMP de todo el mundo.





Según informa Vatican Insider el cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, anunció a la Asamblea General de OMP que se está celebrando en Roma, que el Papa Francisco "ha aceptado la petición de convocar, para toda la Iglesia, un Mes extraordinario dedicado a la oración, a la caridad, a la catequesis y a la reflexión teológica sobre la Misión". La finalidad de este mes, afirma Filoni, es "tener un tiempo especialmente dedicado a la misión, con el fin de poder reavivar en el Pueblo de Dios la conciencia bautismal de la participación de todos los fieles, a la llamada misionera de la Iglesia". El «mes misionero» será celebrado por toda la Iglesia en octubre de 2019, con motivo del centenario de la «Maximun Illud», la carta apostólica «misionera» promulgada por el Papa Benedicto XV el 30 de noviembre de 1919. 

Según el portal de La Stampa,  la celebración del mes misionero "no se reducirá a la conmemoración de este texto del Magisterio papal, tan crucial para la misionariedad de toda la Iglesia, sino que será, sobre todo, la ocasión para reavivar en todos una verdadera conversión misionera y un auténtico discernimiento pastoral para que todos, fieles y pastores, vivan en estado permanente de misión". "Desde hace algunos años- recuerda el cardenal Filoni- el Papa Francisco estimula a las Obras Misionales Pontificias y nos llama a reavivar el ardor y la pasión de los santos y de los mártires, sin los cuales nos reduciríamos a una ONG que reúne y distribuye ayudas materiales y ayudas".

El Cardenal Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos manifestó el deseo de proponer la fuerza misionera en el anuncio evangélico que une "la preocupación pastoral del Papa Benedicto XV en la «Maximum Illud» y la misionariedad de la exhortación apostólica «Evangelio gaudium», del Papa Francisco.  De hecho, la Carta apostólica publicada hace un siglo parece tener hoy una carga de fuerza profética arrolladora, con respecto a las dinámicas y a las formas de la acción misionera al servicio del anuncio del Evangelio.

Leer artículo completo en Vatican Insider:



                                                                                                                      Fuente: OMP España

30 de mayo de 2017

OMP pide al gobierno que reconozca el papel de los misioneros en la nueva Ley del Voluntariado

Obras Misionales Pontificias pide al Ministro de Justicia que reconozca el papel de los misioneros como voluntarios en labores humanitarias


Representantes de la Iglesia Española entre los que se encontraba Anastasio Gil Garcíadirector nacional de OMP, mantuvieron ayer una reunión con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en ella manifestaron su interés en que se reconozca el papel de los misioneros como voluntarios en labores humanitarias y en adecuar los estudios eclesiásticos a la normativa europea sobre títulos universitarios.

En declaraciones a la Agencia EuropaPress, Anastasio Gil García, afirma que: "La situación de los españoles no religiosos que son misioneros en países de todo el mundo y no pueden cotizar a la Seguridad Social es una preocupación que se tiene desde hace tiempo. Esa preocupación se trasladó ya hace un año a los obispos españoles durante la celebración de la CVII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), en abril de 2016. "Son voluntarios que parten a la misión sin ninguna contraprestación económica. No son cooperantes, ni pueden ser considerados como tales. Al no ser reconocidos como empleados por cuenta ajena, ni siquiera tienen la posibilidad de darse de alta en la Seguridad Social. Igualmente, carecen de una cobertura sanitaria para cualquier enfermedad o accidente", precisó Gil.

"La diferencia entre el laico misionero y el cooperante radica en el contrato, inexistente en el caso de los primeros. Al no tener un contrato laboral, no se pueden dar de alta en la Seguridad Social y tampoco cotizar. Los convenios especiales permiten a estos misioneros no religiosos cotizar mediante el ingreso de una cuota mensual que, según indicó Gil en declaraciones a Europa Press, es de 150 euros como mínimo, una cantidad "más allá de las posibilidades de estos misioneros"
EuropaPress
25 de mayo de 2017


Fuente: OMP España